Dieta vs. Hábitos saludables: ¿Cuál es la diferencia?

A muchos profesionales de la salud no nos gusta la idea de “hacer dieta" o "estar a dieta”.



¿Cuál es la diferencia entre las dietas y los comportamientos saludables? ¿Y por qué importa tanto?


Los comportamientos asociados a las dietas o “estar a dieta” son limitantes.

Mucha gente esta constantemente tratando de perder peso o tiene la intención de bajar de peso a futuro. Según la estadística nacional, 3 de cada 4 personas con sobrepeso/obesidad quieren disminuir su peso.

La mayoría de la gente entiende el mensaje racional de que las dietas “son malas”, pero la mayoría aún tiene conductas relacionadas con la dieta.


¿Cómo así?


Estar a dieta se asocia a privación, centrándose en lo que no deberías comer, en un sufrimiento por evitar algo que nos gusta. Con un conjunto de reglas donde los alimentos son buenos o malos y las personas se vuelven buenas o malas por comerlos.


¿Con qué frecuencia escuchan a alguien decir que fue "bueno" o "malo" según lo que comió durante el día?  Yo misma a veces lo hago. “Hoy me porté mal”. Es casi inconsciente.

Otro punto diferenciador de la dieta es su foco en el peso. Las personas que hacen dieta se pesan con frecuencia y se sienten más motivadas con cada kilo perdido.


¿Qué tiene esto de malo?


El problema está cuando el peso se estanca por alguna razón, como siempre, la motivación para seguir se va al suelo junto a  “la dieta”. Y la peor parte, la dieta puede enfrentar el eventual período de “chancheo” (de comida ultraprocesada) y el peso perdido se recupera.


De acuerdo con una revisión de 2007 en el journal de la Sociedad Americana de  Psicología, dos tercios de las personas que hacen dieta recuperan el peso.

Los comportamientos saludables, por otro lado, son liberadores.


¿Cómo así?


Son pequeños cambios que ocurren con el tiempo. En lugar de seguir “las reglas” sobre los alimentos buenos o malos, la persona aprende cómo equilibrar todos los alimentos en su dieta. Los pasos chiquitos permiten hacer cambios que funcionan bien para la vida.  Y ojo, que los pasos no son iguales para todo el mundo. Todo depende de tu base. Única.


Quienes mantienen comportamientos saludables de por vida no están motivados principalmente por el peso.  Sino que son capaces de ver cuanto mejor es su vida y, como resultado, la motivación viene del interior. El peso sigue siendo parte de la ecuación, pero está MUY lejos de ser lo más importante.


Los comportamientos saludables se convierten en una FORMA DE VIVIR en lugar de una obligación.


¿Tienes algún hábito saludable?


"Aprender a comer bien en la sociedad moderna es más un arte que una ciencia. La elección de qué comer es un equilibrio cuidadoso entre el sabor, la nutrición y cómo te hace sentir la comida (...)" 


En conclusión: hacer dieta es limitante, mientras las conductas saludables amplían las opciones y son liberadoras, lo que aumenta la probabilidad de éxito.

¿Hay algo que te gustaría saber? Escríbeme.

© 2020 NutriGups